Valor a 10€ la hora

Se nos llena la boca con palabras como innovación, valor añadido, internacionalización, conocimiento, RSE, y todo un conjunto de cosas que son las que hacen que las empresas crezcan, mejoren y generen riqueza y puestos de trabajo para tirar el país adelante.

Pero, ¿cuánto vale tener personas que puedan aportar todo este valor en nuestras empresas?

Hace un par de semanas estaba en Paris con algunas personas del Keiretsu Forum, y hablamos sobre los bajos sueldos a los que estamos acostumbrados en España. Montse Duran, la nueva directora de operaciones de la red, comentaba algo que comparto totalmente: “la base de la crisis en nuestro país es, en el fondo, que ni nos gusta ni estamos acostumbrados a pagar, y menos por los servicios”.

Más bien, estamos acostumbrados a que nos ofrezcan colaboraciones o intercambio de servicios. En algunos casos muy seleccionados puede ser interesante, pero ni se puede vivir de eso, ni es justo.

El valor de una empresa es el valor de las personas que forman parte de ella. Las empresas tienen la obligación de generar riqueza para poder mantener sus estructuras y poder pagar de manera justa por el valor que aportan las personas.

Y aquí llegamos a un punto clave que también tocó Montse y que también comparto: los salarios deberían ir en función del valor que aporta la persona a la empresa, y no tanto por las horas dedicadas a trabar. Lo importante son los resultados, no el tiempo que uno se pase haciendo o ideando un proyecto, ya que sino, “se castiga” a los que van más rápido y “se premia” a los que necesitan más tiempo…

Para que una persona aporte valor, nuevas ideas, nuevas líneas de negocio, nuevas soluciones innovadoras, o “simplemente” sea resolutiva y eficaz, necesita de varias cosas: ganas, talento, motivación, experiencia y formación (entre muchas otras…).

La formación requiere de una inversión en tiempo y dinero muchas veces desmesurada, que no se rentabiliza en absoluto en una sociedad como la española, donde invertir en formación no tiene un retorno claro, porque las empresas ofrecen sueldos realmente bajos que no se corresponden muchas veces con la capacidad de generar ingresos que tienen sus empleados.

Todo esto es muy difícil llevarlo a la práctica, porque las mayoría de empresas (sobre todo las pymes) no facturan lo suficiente como para pagar más sueldos, y de hecho, ya tienen suficientes problemas para pagar los que pagan actualmente. Sin embargo, debemos trabajar para mejorar este aspecto desde la raíz del problema en la empresa:

Liderazgo, efectividad y enfoque de venta

Liderazgo y efectividad: Creo que hay muchas empresas que no facturan más porque no gestionan bien sus recursos, pues no dejan crecer a las personas más talentosas de la organización o les dan roles que no se adecuan a sus capacidades profesionales.

Si se sabe identificar bien a estas personas y ayudarlas y motivarlas adecuadamente, la efectividad y productividad de la empresa pueden subir como la espuma.

Por lo que, con el mismo número de trabajadores, pero impulsados y promocionados mucho mejor, se consiguen más beneficios. Porque estan más motivados y se siente realizados y valorados. Hay muchas personas deseosas de una oportunidad para darlo todo!!

¿Arte de magia? No, buen liderazgo!!

Enfoque de venta: Este tema es el gran problema de muchas pymes, pues tienen muy claro su producto, pero no cómo lo venden. Hay que centrarse en la venta. Si algo no se puede vender, no hace falta que se haga!! Hace un tiempo hice un post sobre esto. Os dejo el enlace aquí.

¿Qué pensáis?

Nota: Mi agradecimiento a Montse Duran, quien me ha inspirado para escribir este post!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en comunicación, Entrepreneurship, Márqueting, RSC. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Valor a 10€ la hora

  1. anitaideas dijo:

    Estoy de acuerdo contigo. Por 10€ dudo que una persona se sienta motivada para portar más valor a una empresa.

    Justamente este es un tema que durante todo este año he venido “padeciendo”. Ahora, que las marcas se “leen” (a través de redes sociales, blogs, webs, etc, etc, etc) cómo puede ser que a los copys se nos pague cada vez menos?

    He escuchado decir que es por la democratización… digamos que todo el mundo puede escribir un post. Pero… hacerlo de manera profesional sólo los que trabajamos de esto.

    Es un tanto insultante que pensar que por 10€/20€ un se puede hacer un trabajo profesional.

    No tiene ningún sentido.

    • Hola Anita,

      Gracias por tu comentario. Estoy de acuerdo contigo. Hay algo que funciona mal, y es responsabilidad de todos cambiarlo y mejorarlo.

      Un saludo, y espero poder verte por este blog más a menudo!

      Marta Carballo

  2. Como dueño de una Pyme y en Argentina, país complicado si los hay, es un tema clave para que la empresa funcione, sea rentable y sus empleados se sientan a gusto.
    Pero, siendo una empresa de servicios, como somos, haciendo un enorme esfuerzo para cumplir, los que nos contratan, no siempre, como tu dices, están dispuestos a pagar lo que vale ese servicio.
    No ocurre solo en España. Además, trabajamos para empresas españolas, que son las peores en ese aspecto.
    Solo logrando diferenciar los salarios por lo que aportan a la empresa, hemos podido ir satisfaciendo a algunos. Es imposible hacerlo con todos.
    La productividad es esencial, pero en países latinoamericanos, es muy difícil de llevarla a la práctica.
    La gente está acostumbrada al asistencialismo de los gobiernos demagógicos, y si exigís o pagás de acuerdo a su rendimiento, “lo estás explotando”.
    Aún así, contratamos a un especialista en recursos humanos y estamos tratando de llegar a que todos puedan cobrar de acuerdo a lo que tu escribiste.
    Pero en un país tan incumplidor e impredecible, no siempre es aplicable, aunque comparto la totalidad de lo que escribiste.

    Un saludo, y feliz año para ti.

    Jorge Rodríguez

  3. Jose Souto dijo:

    Totalmente de acuerdo… es un tema muy polémico, porque lo peor es que en estos tiempos de paro y crisis, hay mucha gente dispuesta a “bajarse los pantalones” por motivos muy válidos. Es la pescadilla que se muerde la cola. Es tremendo lo que está ocurriendo, hay empresas que no pueden pagar y otras muchas que están abusando de la situación. Está todo como muy revuelto.
    Pero… ¿quién le pone el cascabel al gato? hay una generación de jóvenes empresarios con las ideas bastante claras. Hay gente haciendo las cosas bien, pero también mucha intentando sacar partido de la crisis.
    Tendremos que hacer una revisión de valores. Desde luego hablar de este tema con compañeros en el resto de Europa (con excepciones) es desmoralizante…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s